La civilización romana
ISBN : 978-84-13-20045-3
Colección : N/D
Edición : rústica
Tipo : Dist. Nacional
Páginas : 0
Idioma : castellà
PVP : 22,00€

La presente monografía es un estudio global sobre la civilización romana. El origen de la ciudad romana sigue siendo enigmático, aunque no diferente al de otras ciudades. Roma nace al lado del Tíber en el 21 de abril del año 753 a. C. como una ciudad pequeña cuya principal actividad fue la agricultura. La cultura romana fue especialmente urbana y dominadora, siendo las colonias fundadas con la emigración itálica o con los asentamientos militares lo que reprodujeron el modelo romano. La prueba es que Roma creó centenares de ciudades, pero tenía una sola idea de ciudad.La historia de Roma debe estudiarse a través de lo ocurrido en la península itálica para las etapas iniciales pero, a partir de la República clásica, la expansión de los romanos por el Mediterráneo, ocupando zonas distintas en África, Oriente o Europa, permite considerar un espacio de dimensiones inmensas. El origen de Roma y el nacimiento de la República son acontecimientos enigmáticos que plantean numerosas hipótesis a medida que los hallazgos arqueológicos han ido apareciendo y proporcionando diversos datos. Algunos autores, como Varrón, ligan su origen a la leyenda de los gemelos Rómulo y Remo; sin embargo, otros, apoyándose en los datos arqueológicos, consideran que no puede ser anterior al siglo VI a. C. Hoy en día, se tiende a compaginar la tradición romana con los datos arqueológicos.El nuevo modelo de ciudad-estado se centra en la ciuitas romana y, en especial, en los aspectos socio-políticos, religiosos, económicos, culturales e institucionales. El modelo social e institucional, apoyado en el tipo de ciudad griega ?la polis?, permitió a los romanos implantar un modelo de ciudad que jugó un papel protagonista, al igual que el Derecho, el Ejército y otros aspectos. Este modelo se apoyaba en los privilegios jurídicos, es decir, en un sistema pensado por y para minorías sobre una amplia base social y económica. El instrumento que Roma utilizó fue el de la ciudadanía romana, la cual se construyó sobre relaciones internas y funcionó mientras el Estado moderó sus apetencias fiscales y satisfizo los intereses personales de las elites sociales. La cultura fue el resultado de los distintos aportes de las distintas civilizaciones que contribuyeron a conformar la universalización de su cultura, el uso del latín como lengua vehicular común a todos los pueblos conquistados.

RELACIONADOS POR TEMÁTICA